logo

Consultoría en Informática

Nos enfocamos en apoyar a nuestros clientes a lograr sus objetivos, mediante el uso de soluciones tecnológicas adaptadas a su medida con una atención personalizada.


CONTACTAR

Inv. Iconsolutions, C.A.
Avenida Jose Maria, Caracas 1080, Distrito Capital,
Celular: (0414) 319-83-59 
Celuar: (0424) 167-38-66 
contactos@iconsolutions.com.ve · iconsolutions.com.ve

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Instagram siguenos en twiter

Cambios del mouse los últimos 50 años

Cambios del mouse los últimos 50 años

El mouse suele ser uno de los periféricos de nuestra PC al cual le prestamos menor atención, aunque en realidad es una de la herramientas imprescindibles a la hora de realizar trabajos, ya que nos permite llevar a cabo centenares de funciones con sólo un click.  Por ello, a la hora de elegir un mouse para nuestra computadora debemos tener en cuenta una serie de factores que nos permitirán seleccionar la mejor opción de acuerdo a nuestros requerimientos y a los beneficios que ofrezca cada modelo.

 

En este post conoceremos la historia, el presente y el futuro de esta fantástica herramienta, que nos permite desde hace décadas comunicarnos con la PC de manera sencilla y transparente. De todo esto trata este artículo, pero también incluiremos algunos prácticos consejos para comprar un mouse y poder obtener el mejor provecho de este dispositivo.

 

La historia del mouse

 

Desde la década de los 60 hasta la actualidad, el mouse o ratón pasó de ser una caja pesada hecha de madera, a un accesorio liviano y ergonómico. El mouse se convirtió en un dispositivo indispensable para cualquier tipo de usuario, pero muy pocos saben cómo fue inventado y cuál es su historia completa. Para conocer el surgimiento del mismo es necesario retroceder un poco (bastante) en el tiempo, más precisamente a Canadá, a los años 50.

1952: Nace el primer trackball, creado por la Marina Canadiense

 

Aproximadamente diez años antes de la creación del primer mouse, el Comando Marítimo de las Fuerzas Canadienses contactó a varias empresas que pudieran estar interesadas en participar de varios proyectos que involucraban a las fuerzas armadas, universidades y compañías privadas.

 

Uno de esos proyectos pretendía crear una máquina que fuera capaz de compartir datos de radares y sensores sonoros en tiempo real, para que todos los combatientes pudieran tener una visión unificada del campo de batalla. Este proyecto fue conocido como DATAR.

Pero la parte más interesante es que el DATAR incluía un dispositivo curioso para la época. Los operadores enviaban los datos de los radares a través de un trackball, una especie de “mouse” en el que, para poder mover el cursor, bastaba con girar una bola ubicada en el dispositivo.

 

Claro que este primer trackball no tenía la elegancia y el peso de los modelos actuales. Para tener una idea, la Marina Canadiense usaba una bola del tamaño de una de boliche para la construcción de ese dispositivo, y como se trataba de un proyecto militar y por lo tanto secreto, éste trackball nunca fue registrado.

 

1963: El primer prototipo de mouse, creado por Douglas Engelbart

 

De forma independiente, el investigador Douglas Engelbart, del Instituto de Investigación Stanford, trabajó en un proyecto muy avanzado para la época en la que vivía. A principio de la década de los 60, la mayoría de las computadoras todavía eran operadas con tarjetas perforadas y otros métodos que no permitían la interacción del usuario con la máquina.

 

 

Engelbart trabajaba en una máquina que tenía como objetivo aumentar el intelecto humano. Muchas de las tecnologías que se utilizan en la actualidad surgieron de ese proyecto, como la interfaz gráfica, los videos y algo muy utilizado por todos en la actualidad, el chat.

 

Entre los dispositivos de entrada presentados por Engelbart en 1968, durante la primera demostración pública de su proyecto, había una pequeña caja de madera con un botón rojo en la parte superior y un cable que salía de uno de los lados, simulando de alguna forma, la cola de un ratón. Fue el primer mouse de la historia.

1970: Fue comercializado el primer modelo de mouse de la historia.

 

El “Indicador de posición X-Y para los sistemas con pantalla”, funcionaba con dos engranajes que registraban las posiciones horizontales y verticales del cursor. Algunas semanas después de la presentación de Engelbart, la empresa alemana Telefunken lanzó un modelo de mouse que tenía una pequeña esfera de goma en el interior, responsable del registro de las coordenadas.

 

Aunque el dispositivo formara parte de los componentes de las computadoras de la marca, ese fue considerado como el primer mouse comercializado de la historia.

 

1973 – 1981: Los mouses de Xerox

 

Los siguientes mouses que ganaron el mercado fueron comercializados con las computadoras personales Xerox, como el Alto, de 1973, la primer computadora para usar como desktop que poseía una interfaz gráfica basada en el uso del “ratón”.

Otra máquina que fue famosa por incorporar como parte del sistema un mouse, fue la Xerox Star, conocida oficialmente como Xerox 8010 Information System. Esta también fue una de las primeras computadoras en incorporar otras tecnologías, más comunes en las computadoras actuales, como redes Ethernet, servidores de archivo y de impresión.

 

1983: El primer mouse de Apple

 

En 1983, Apple lanzó la famosa computadora Lisa, que incluía un mouse. Una característica destacada de este modelo es que, en vez de usar una bolita de goma, el mouse de Lisa usaba una esfera de metal. Este fue el modelo que estableció el estándar de un único botón para todos los mouses de la empresa, durante cerca de 20 años.

 

1999: Se estrena el mouse óptico

 

A pesar de las investigaciones realizadas en 1980 sobre esta tecnología, fue en 1999 que surgió el primer modelo comercial de mouse óptico. El IntelliMouse con IntelliEye, de Microsoft, funcionaba sobre casi cualquier tipo de superficie y presentó mejoras significativas comparándolos con el mouse mecánico.

 

La principal diferencia era el hecho de que la “bolita” del mouse mecánico fue sustituida por un LED infrarrojo, con la ventaja de que este modelo no acumulaba suciedad, evitando que el usuario tenga que abrir el dispositivo para limpiarlo. La serie IntelliMouse fue la primera en incorporar el scroll Wheel (la rueda de scroll entre los dos botones

 

Tiempo después, estos modelos siguieron evolucionando y el LED fue sustituido por un láser, invadiendo el mercado en 2004.

 

Otros modelos de mouse

 

La evolución de los mouses no termina ahí, actualmente los mouses incorporaron giróscopos, lo que permite que no sea necesario utilizarlos sobre una superficie física y plana. Estos tipos de modelos requieren sólo algunos pequeños movimientos para que el cursor se mueva, reduciendo de esta manera el cansancio físico causado por arrastrar el mouse durante todo el día.

 

Otra innovación son los llamados mouses 3D, desarrollados especialmente para la edición y navegación de imágenes en tres dimensiones, aunque no se limitan solamente a ese tipo de uso.

 

También surgieron nuevos modelos, como por ejemplo mouses o ratones a los que se les puede añadir efectos que generan sensaciones, como por ejemplo, hacer que el dispositivo vibre al estar el cursor sobre algún elemento gráfico. 

 

Es necesario mencionar un dispositivo como el Kinect, de Xbox 360, el cual puede servir de guía para el desarrollo de los mouses del futuro, en donde, no sea necesario tomar con la mano ningún elemento para mover el cursor.

 

El Mouse o Ratón

 

El Mouse o Ratón es un dispositivo diseñado para ser manejado con la mano por el usuario. Funciona moviéndolo (arrastrándolo) sobre una superficie plana. Estos movimientos son transmitidos a la computadora por medio de un cable o inalambricamente.

 

De esta forma, si el usuario arrastra el mouse hacia la derecha, este movimiento será reproducido y representado en la pantalla del monitor a través de un símbolo (ícono) que imitará dicho movimiento. En términos prácticos, el mouse es como una extensión de nuestra mano, la que se introduce en la pantalla del monitor de nuestra computadora. 

Los movimientos del mouse son representados en el monitor por medio de un ícono conocido como “Puntero”. Generalmente el puntero tiene la forma de una flecha, pero en ocasiones puede asumir otras de acuerdo al programa que se esté usando o a la función que esté cumpliendo. El puntero vendría a ser como la mano, la que puede apuntar objetos, tomarlos, arrastrarlos, abrir y cerrar cosas, además de muchas otras acciones.

 

En computación a través del tiempo se han inventado palabras para nombrar y describir las acciones que se pueden realizar con el mouse. A continuación mencionaremos las más importantes.

 

“Deslizar” o “arrastrar” el mouse: Se refiere a la acción de mover el mouse en cualquier dirección sobre la superficie del “pad” o alfombrilla.

 

Hacer “click,  “clickear” o “pulsar”: Esta expresión se refiere a la acción de presionar y soltar con el dedo índice o medio, según corresponda, uno de los botones del mouse (el derecho o el izquierdo). Esta palabra se usa debido a que de algún modo imita el sonido que se produce cuando presionamos los botones del mouse.

 

Hacer “Doble Click”: Esta expresión se refiere a la acción de presionar y soltar, consecutiva y rápidamente, dos veces el botón izquierdo del mouse. Esta acción se relaciona generalmente con la función de activar una aplicación o software, abrir un archivo, una carpeta o un menú.

Como funciona un mouse óptico

 

Un mouse óptico básicamente es un ratón convencional, pero con un sistema de lectura de movimiento mediante sensores que le posibilitan, en primer término, ser más precisos, y en segundo lugar evitar el mecanismo de bolas y sensores tan propensos a inutilizarse debido a la suciedad.

 

Es el tipo de ratón más usado en la actualidad gracias a las dos razones mencionadas, pero además por una razón de costo, son mucho más baratos de producir que los ratones equipados con la antigua bolita.

 

 

Gracias al sensor óptico con el cual está equipado, el mouse óptico ofrece un comportamiento similar al de una cámara fotográfica, lo que le permite fotografiar la superficie sobre la cual se está moviendo, detectando las variaciones en el movimiento del dispositivo.

 

Esas imágenes, al instante de ser tomadas, son analizadas por el procesador interno del mouse, que se encarga de verificar las diferencias entre las imágenes capturadas, determinando para qué lado se movió el mouse. Teniendo esos datos, el procesador envía señales a la PC para que reproduzca el puntero en la pantalla.

 

 

Esas imágenes son generadas miles de veces por segundo, dependiendo de la calidad del mouse. Esto quiere decir que cuanto mayor sea la tasa de actualización, más preciso es el mouse y consecuentemente más caro.

 

Gracias a los constantes avances en la tecnología de los dispositivos apuntadores, la precisión que están adquiriendo los mouses es mucho más alta, y a veces no es necesaria la utilización de pads especiales, ya que hay algunos tan precisos que funcionan muy bien en cualquier superficie plana y de un mismo color.

 

 

Sin embargo, existen usuarios que aseguran que el mouse salta cuando se utiliza una superficie de apoyo demasiado brillante o colorida, o en superficies en extremo pulidas, esto se debe a que nuestro mouse encuentra demasiadas diferencias entre los distintos colores y no es capaz de procesar la información recibida del sensor con eficacia.

 

Es por esta razón que es recomendable el uso de una superficie de apoyo como un pad, el cual debe ser lo menos brillante posible y sin diferencias de color que alteren la percepción del sensor del mouse.

 

IconAdmin
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website